Lente a tu rostro

Mucho hemos oído hablar de la forma del rostro; que si cuadrado, redondo, de corazón… pero, ¿Qué significa esto? O mejor dicho, ¿para qué nos sirve encontrarle forma a nuestra cara?

Cuando es hora de usar los lentes, los armazones deben complementar el contorno de tu cara e incluso causar una buena impresión.

PASOS A SEGUIR:

1. Reconoce la forma de tu rostro

Mírate en el espejo para observar que forma tiene tu cara, generalmente hay 6 formas: ovalada, redonda, rectangular, de corazón, cuadrada y triangular.

2. Elige armazones que sean opuestos a la forma de tu cara

Las caras llenas y suaves se ven mejor con armazones más filosos y las caras anguladas lucen mejor con marcos más redondeados.

Las caras redondas se ven mejor con armazones cuadrados o angulados, los cuales hacen que la cara se vea más alargada y delgada.

rostro en forma de circulo

Las caras con forma de corazón son amplias en la frente y se ven mejor con armazones que sean más amplios en la parte de abajo. Los lentes de colores claros o montados también pueden alcanzar el efecto deseado.

rostro en forma de corazón

Las caras triangulares tienen frentes angostas y anchas en la zona de la pera, elige formas geométricas con color en la parte superior.

rostro en forma de triángulo invertido

Las caras cuadradas lucen mejor con armazones redondos u ovalados, los cuales dan balance a los ángulos de la cara: si tu mandíbula es ancha, prueba un estilo que enfatice la línea superior del armazón. Los estilos de armazones angostos que tienen más ancho que profundidad harán que una cara redondeada parezca más alargada.

rostro en forma de cuadrado

Las caras más rectangulares se ven mejor con armazones redondeados los cuales hacen que la cara parezca más alargada.

rostro en forma de rectangulo

Las caras con forma ovalada pueden utilizar cualquier tipo de armazón. Si éste es tu caso puedes elegir redondeados o angulares.

rostro en forma de ovalo alargado

3. Elige el tamaño de marco correcto para tu cara

Luce Tu forma de rostro al optar por armazones que nos son ni demasiado pequeños ni demasiado grandes y están en proporción con el tamaño de tu rostro.

Por lo general la línea superior de tu cara tendría que ser la curva de tus ojos, debes sentirte cómodo con los armazones y estos no deben caer en tu nariz o moverse en tu cara cuando sonríes.

4. Elige un color de marco que complemente tu cara

Si tu tez es de color más clara, elige un armazón de color claro los armazones con colores más cálidos se ven mejor con una tez de color más cálida.

En el mundo de la óptica como de la belleza, esto es muy importante, ya que sabiendo que tipo de rostro tenemos, podemos sacarle más provecho a nuestras facciones.