Lo que debes saber al visitar la Capilla Sixtina

Si vas a Roma, no puedes dejar de ir a la Ciudad del Vaticano para dedicar una parte de tu visita a la Capilla Sixtina, un lugar que con su historia y arte, encierra una magia y misticismo inigualable. ¿Por qué? Aquí te dejamos algunas claves de este maravilloso lugar:

  • Toma su nombre del papa Sixto IV, quien ordenó su restauración entre el 1475 y 1481, siendo inaugurada en 1483.
  • Las dimensiones de la Capilla Sixtina imitan al Templo de Salomón que, según el Antiguo Testamento de La Biblia tenía un largo y ancho de 40,9 metros por 13,4 metros.
  • En sus inicios, en el techo se apreciaba uncielo azul con estrellas doradas, obra de Piermatteo d’Amelia. Fue hasta 1508 cuando se le encomendó a Miguel Ángel Buonarroti repintarlo debido a grietas que tenían que ser reparadas.
  • Los frescos se componen de escenas del Antiguo Testamento: La creación del mundo, La creación de Adán y Eva, El pecado original, El sacrificio de Noé, El Diluvio, y La ebriedad de Noé.
  • A pesar de tener más experiencia como escultor, Migue Ángel mostró un dominio técnico, además de no contar con ayudantes para la realización de las pinturas, pues el tamaño gigantesco de las figuras y la dificultad de aplicar la pintura en los techos curvos, convirtieron este fresco en una creación excepcional. Incluso el propio artista comentó en sus escritos el dolor que le provocaba trabajar desde los andamios.
  • Después de ser premiado, amenazado y acosado, por fin terminó su obra, que fue inaugurada el 31 de octubre de 1512, una creación que rompió los moldes del arte renacentista.
  • En La creación de Adán, en la cual se puede ver una imagen del dios cristiano, que el pintor dejó al final, pues quiso practicar primero para alcanzar la máxima perfección posible al plasmarla en Él.
  • Miguel Ángel volvió a trabajar en la capilla Sixtina veinte años más tarde. En 1533, Clemente VII de Médicis le encargó que pintase al fresco el Juicio Universal en la pared del coro, encargo que Pablo III, elegido papa en 1534, obligó a cumplir. El fresco se realizó entre 1536 y 1541.
  • Tras la muerte de Miguel Ángel, la finalización de la cúpula de San Pedro recayó en Domenico Fontana y Giacomo de la Porta, que apenas variaron el proyecto original.
  • Al ser exhibido, el fresco suscitó reacciones contradictorias, pues faltaba la presencia de la Iglesia y sus instituciones, lo cual, junto a los desnudos, provocó un escándalo.
  • Pío IV ordenó el cubrimiento de los órganos sexuales de las figuras con telas pintadas, por ser un “atentado a la moral, mismas que volvieron a la normalidad más adelante.