¿Tienes a la mano tus lentes de sol?

Actualmente asociamos los lentes oscuros con una parte más de nuestro atuendo, más como un accesorio que como una protección para nuestros ojos. Esto no tiene nada de malo, siempre y cuando usemos los correctos.

 

Los daños a la visión por radiación solar están a la orden del día, pero lo peor, es que los daños son graduales y no nos damos cuenta de lo que ocurre con nuestra visión; sin embargo, los rayos UVA penetran la córnea hasta llegar a la retina, provocando cataratas, degeneración ocular y afectando la visión en general.

 

Los rayos UVB son más intensos que los UVA, ya que los absorbe directamente la córnea y esto puede provocar pérdida temporal de la visión, al ocasionar dolor por inflamación. En esto radica la importancia de cuidar nuestros ojos a diario con lentes oscuros y filtros.

 

Para elegir los lentes adecuados, hay que tomar en cuenta el rostro, las actividades que llevarás a cabo, incluso el entorno en que te desenvuelves es importante, ya que no es igual estar en la playa, en la ciudad o en la nieve, siendo este último escenario uno de los más peligrosos para estar sin protección, pues el color de la nieve, en conjunto con el sol y rayos UVA y UVB, pueden provocar quemadura de córneas.

 

Si compras gafas oscuras en un lugar no establecido, podrías estar comprando un problema, ya que al no contar con la protección y filtros adecuados, tu ojo se dilatará con las micas oscuras, permitiendo que los rayos y la radiación penetren más fácilmente.

 

Los rayos UV pueden causar daños en tu retina en solo minutos, ¡imagina entonces no protegerlos nunca! En cuestión de modelos, hay muchísimos, pero también ten en cuenta el color, que si bien no afecta la capacidad de bloquear la radiación, sí te puede ayudar en ciertos aspectos.

 

Para los esquiadores, conductores o pilotos, la mejor opción son los lentes con micas color ámbar, pues además de proteger los ojos, también ayudan a mejorar la visión a lo lejos. Las micas color verde pueden llegar a distorsionar los colores reales, así que ten cuidado con ellos. El amarillo ayuda a agudizar la visión nocturna.

 

Los lentes que mejor protegen contra los rayos UVA y UVB son los que llevan la leyenda UV400 (o más), indicando que están bloqueando el 99 % de dicha radiación. Así que ya lo sabes, carga tus lentes oscuros a todos lados y, si usas lentes graduados, ¡no hay problema! También hay opciones de micas oscuras que pueden recibir este tratamiento para que tus ojos no sufran.

 

¡Cuidar tu visión es lo más importante!