… Italia y sus volcanes

La mitología griega es rica en historias y relatos, y no es ajena a Italia, ya que al ser el país europeo con más volcanes en el continente, guarda muchas historias sobre el origen de los mismos. Un ejemplo de esto es que se decía que cada volcán guardaba la fragua de los dioses, entre ellos Vulcano, el dios romano del fuego.

El territorio italiano, además de ser un país cosmopolita, cuenta con alrededor de 28 volcanes y 4 de ellos están activos. Esto es gracias a las placas tectónicas africana y euroasiática que, al chocar entre sí, dan lugar a estos cráteres.

Uno de los más populares es el Monte Etna, que surgió hace 500 mil años. Su cono mide 40 km y su altura es de 3330 metros sobre el nivel del mar; ha hecho erupción en múltiples ocasiones y a pesar de ello, hay poblaciones a sus faldas; la última erupción fue en 2012. Cuentan las leyendas que en este lugar el monstruo Tifón fue atrapado por Zeus y el cráter son sus fauces por las que libera toda su ira.

Al norte, en Nápoles, se encuentra el Vesubio, que es famoso porque en el año 79 a.C. hizo una erupción tan grande, que enterró en lava a las ciudades de Pompeya y Herculano. También hay islas con varios volcanes menores; sin embargo, emanan tanto olor a azufre y fumarolas, que los pobladores de los tiempos antiguos pensaban que allí se encontraban las puertas al infierno.

Pero no todos tienen una connotación negativa, ya que el Amiata, el segundo volcán más alto de Italia después del Etna, tiene miles de años inactivo, pero es utilizado para generar energía geotérmica. Por otra parte, el Vulcano puede ser visitado, aunque no por mucho tiempo, pues los gases resultan tóxicos en periodos prolongados, ocasionando intoxicaciones; lo que sí se recomienda es tomar un baño de lodo, ya que dicen que son terapéuticos.

Otro volcán activo es el Stromboli, que expulsa lava y cenizas cada 20 minutos, convirtiéndolo en una especie de géiser hirviente pero, al igual que el Etna, está en un entorno controlado y se pueden hacer visitas.

Según la mitología, las erupciones eran exhalaciones de los Titanes que Zeus tenía prisioneros para proteger el mundo. Y con esto, nos damos cuenta que Italia está llena de cultura, arte, gastronomía, arquitectura, turismo y muchas cosas más, pero algo que la hace especial son sus volcanes y sus historias.