Fortalece tu visión

Sabemos que no hay reglas 100 % efectivas para tener una vista de halcón, pero sí podemos llevar a cabo ciertos ejercicios que nos ayuden a cuidarla. Aún así, hay muchos factores que debemos tomar en cuenta: cuidar nuestros ojos con lentes con antirreflejante, acudir al oftalmólogo, comer saludablemente, etc.

 

En la actualidad, nuestros hábitos modernos también comienzan a jugarnos en contra, ya que con el uso diario de equipos de cómputo en la oficina, el uso del celular a diario y toda clase de dispositivos que por medio de pantallas irradian luz que dañan nuestros ojos, hay que tomar precauciones para cuidar nuestros ojos.

 

Algunos de los síntomas que podemos presentar por el uso frecuente de estos dispositivos es resequedad y fatiga ocular, ojos rojos, dolor de cabeza, visión borrosa, dificultad para enfocar y detrimento de la visión en general. Pero no hay que esperar a presentar estos problemas, aquí te decimos algunas cosas que puedes hacer.

 

Hay una regla llamada 20-20-20, fue inventada por el oftalmólogo Jeffrey Anshel y es muy recomendable para oficinistas o personas que trabajan todo el día frente a un equipo de cómputo. Se trata de lo siguiente:

 

  • Cada 20 minutos se debe dejar de mirar la pantalla de la computadora.
  • Enfocar la vista en un objeto que esté a alrededor de 20 pies de distancia (aproximadamente 6 metros).
  • Mantener la vista en él durante 20 segundos.

 

Esto permite que el ojo pueda “despabilarse” y mirar hacia un objetivo lejano, al contrario de la computadora, que está muy cerca de nuestra vista. Esto dará un descanso ocular y mejorará el enfoque a distancia.

 

Además de estas recomendaciones, otros ejercicios que puedes hacer cada determinado tiempo (de ser posible cada hora) es que muevas tus ojos en diversas direcciones lentamente para un mejor descanso y distracción de los puntos focalizados por mucho tiempo, así como mantener las pantallas a alrededor de 50-60 centímetros y debajo del nivel de los ojos. La distancia adecuada para el uso de dispositivos móviles es de 35 a 40 centímetros.

 

Por otra parte, una buena iluminación siempre es primordial; si es mala, tus ojos estarán haciendo el doble de esfuerzo para enfocar. Asimismo, el brillo de la pantalla es muy importante: debe estar en un nivel medio (ni muy brillante ni muy oscuro). Y, si ya estás sufriendo de cansancio ocular, y el tiempo lo permite, suspender por algunos minutos el uso de estos dispositivos.

 

¡Tu visión es muy valiosa, cuídala como se merece!