Evolución de los lentes

Hablar de la historia de los lentes es adentrarse en datos acumulados a través de los siglos, sin embargo, aunque han existido muchos tipos de lentes y la historia misma de este accesorio es muy prolífica, podemos apuntar ciertos acontecimientos para comprender su evolución. ¿Quieres conocerlos?

 El primer vestigio de lentes lo encontramos en la Antigua Roma, cuando el emperador Nerón usaba una esmeralda para poder apreciar mejor las peleas de los gladiadores. Las esmeraldas que usaba estaban pulidas en una luna cóncava, para poder corregir un poco su miopía.

 Durante la Edad Media, se usaban las llamadas “piedras de lectura”, que fueron el antecesor de las lupas y las lentes correctivas, ya que se trataba de cristales con los que se podían ampliar los textos y así facilitar la lectura.

 Alrededor de 1200 se inventaron los lentes con forma de “V”, adaptándose a la forma de la nariz y estos eran únicamente usados por académicos y monjes; mientras que en 1259, el fraile inglés Roger Bacon fue el primero en tallar unos lentes en forma circular (o de lenteja), por lo que se le considera el padre de las lentes graduadas, aunque seguían siendo solo para algunos cuantos privilegiados.

 En 1312, el monje franciscano Alejandro della Spina dio a conocer el procedimiento para tallar los lentes que él mismo usaba, por esto es que se dice que los lentes nacieron en Venecia, donde los monjes perfeccionaron la técnica de los árabes.

 Más tarde, en 1352, se pintó el primer retrato de una persona usando lentes. Este es un cuadro en el que se representa al Cardenal Ugone, y se encuentra en la Iglesia de San Nicolás de Trevisa. En 1440, con la invención de la imprenta, los lentes comenzaron a ser más demandados entre la población en general.

 En 1760, se elaboraron las primeras gafas bifocales, usadas por Benjamín Franklin, ya que hasta ese momento solo se habían inventado las gafas para miopía e hipermetropía. Posteriormente, en 1887, el médico Adolf Eugen Pick inventó las lentillas para el iris, o lentes de contacto.

 Después, en 1936, William Feinbloom incluyó plásticos sintéticos para la fabricación de lentes, por lo que en los años 40 se producían gafas acrílicas y para la década de los 50 ya se habían convertido en un accesorio y complemento de moda.

 Como puedes ver, la historia de los lentes nos ha acompañado desde tiempos muy remotos.